Estás leyendo

Lucas Eguibar se cae en semifinales y acaba séptimo

SNOWBOARD CROSS

Lucas Eguibar se cae en semifinales y acaba séptimo

Lucas Eguibar se cae en semifinales y acaba séptimo

MIKE SEGAR

REUTERS

Tras un concurso impecable, se cayó en las semifinales cuando era tercero. Luego ganó la final de consolación y terminó en la séptima plaza, un meritorio diploma.

El donostiarra Lucas Eguibar, de 20 años, considerado como el último cartucho de la delegación española para ganar medalla, también se volverá de los Juegos Olímpicos de Sochi sin catar el podio. Tras un concurso impecable y pulcro en los octavos y en los cuartos del snowboard cross, Luki se cayó en las semifinales cuando ocupaba la tercera plaza que le hubiera dado acceso a la lucha por la gloria. Luego ganó la final de consolación, por lo que terminó en la séptima plaza. Un meritorio diploma en una especialidad en la que Jordi Font ya fue cuarto en Turín 2006. El oro se lo llevó el francés Pierre Vaultier, por delante del ruso Nikolay Olyunin (plata) y el estadounidense Alex Deibold (bronce).

Lucas Eguibar, campeón mundial júnior en 2013 y doble podio en la Copa del Mundo, arrancó muy bien en su serie de octavos, que superó sin incidentes en la primera posición. Regino Hernández le secundó en la misma manga y también accedió a los cuartos. Laro Herrero sí se quedó fuera tras terminar último de su serie. Esta ronda ya deparó algunas sorpresas, como las eliminaciones de los estadounidenses Nick Baumgartner y Nate Holland.

El guipuzcoano superó igualmente con solvencia los cuartos de final, donde volvió a ganar su manga. Regino se cayó cuando iba segundo y no pudo acompañarle en su acceso a semifinales. También se quedó por el camino el australiano Alex Pullin, vigente campeón del mundo.

Ya en semifinales, Luki tuvo una buena salida, muy cerca del ruso Olyunin, pero no pudo seguir su estela y se enmarañó en la lucha con otros rivales. Ya en la parte baja del trazado, cuando ocupaba una tercera posición que le hubiera metido en la final, Eguibar tocó por detrás al canadiense Kevin Hill, que iba segundo, y ambos rodaron por la nieve. Era el adiós al sueño olímpico, a la última opción española de medalla. Su juventud, eso sí, le deja por delante un prometedor porvenir.

El snowboard cross era la cuarta y última baza de medalla española. Las anteriores habían mostrado un rendimiento dispar. Quien más cerca estuvo fue el patinador Javier Fernández, que acabó cuarto por un error de cálculo en el programa libre después de haber sido tercero en el corto. Queralt Castellet hizo una gran calificación en snowboard halfpipe, pero no mantuvo el mismo nivel en la final, tocó suelo dos veces y terminó undécima. Carolina Ruiz, por su parte, se cayó en el descenso y en el supergigante del esquí alpino: "Nunca me había ocurrido algo así", dijo con amargura.

Eran cuatro bazas para intentar sacar de su soledad en el medallero español de los Juegos Olímpicos de Invierno a los hermanos Fernández Ochoa. Paco había ganado el oro hace 42 años, en Sapporo 1972, y Blanca se llevó el bronce 22 años atrás, en Albertville 1992. Los dos madrileños subieron al podio en el eslalon del esquí alpino. Ha pasado mucho tiempo. Seguirán sin compañía.

Comentarios

Comentarios no disponibles

También te puede interesar