Estás leyendo

Así es la plantilla de los Phillies línea por línea

PREVIAS MLB 2017: PHILADELPHIA PHILLIES

Así es la plantilla de los Phillies línea por línea

Jerad Eickhoff llegó en el traspaso procedente de Texas Rangers en el traspaso por Cole Hamels y su impacto ha sido inmediato.

Mike Zarrilli

AFP

Inmersos en su proceso de reconstrucción, Philadelphia cuenta con jugadores destacables en ataque como Herrera o Franco y abridores interesantes.

Catchers **

Si hay alguna lectura positiva a sacar de lo ocurrido en 2016 en los Phillies es que Cameron Rupp se ha confirmado como el catcher de presente y futuro... por ahora. Es cierto que hay otras promesas en esta posición que son más atractivas que Rupp, pero se hizo con la titularidad en lugar del veterano Carlos Ruíz y demostró una pegada considerable con 16 home runs, aunque su proporción bases por bolas y strikeouts necesita mucho trabajo. Asimismo, demostró sintonía con sus pitchers, pero experimentó un descenso en su rendimiento con los corredores que intentan robar base. A sus 28 años más, puede que no sea más que lo que es, es decir, un jugador aceptable. Hanigan llega para para ejercer de backup y destaca por su buena labor defensiva.

Infielders **

La temporada pasada fue el fin de una era en Philly, con la marcha de Ryan Howard de la franquicia. y el inicio de una con Tommy Joseph en primera base. Debido a las múltiples conmociones que ha sufrido como catcher, su reconversión al diamante no ha ido mal, aunque la clave de la ecuación es un bate más que notable con 21 home runs y un OPS de .813. No es para tirar cohetes, pero es un paso en la dirección correcta. No obstante, se le sacaría más partido si actuara únicamente contra los pitchers de perfil contrario (zurdos), no descartando una mejora en los otros duelos. Hernández mantiene el asiento caliente hasta que Galvis pase a segunda con el ascenso de la promesa J.P. Crawford, pero aporta velocidad y sería útil desde el banquillo. Por su parte, Franco tuvo un rendimiento algo decepcionante para lo que se esperaba, pero aún así llegó a los 25 home runs y casi 90 carreras impulsadas. Los Phillies tienen en él a uno de sus pilares.

Outfielders ***

El veterano Kendrick llega vía traspaso de los Dodgers con la esperanza de asentarse en una titularidad de la que no disfrutó con los angelinos en 2016. Aunque le conocemos más como segunda base, posee cierta polivalencia que le vendrá bien a Mackanin si pretende utilizarle en el diamante. Sin embargo, sus números fueron pobres y es el candidato ideal a ser traspasado si brilla en los primeros meses de competición. Por su parte, Herrera ha irrumpido con fuerza en los planes de presente y futuro del club, más si cabe con la ampliación de contrato. Poseedor de un interesante combo de fuerza y velocidad, el venezolano todavía está aprendiendo los secretos del OF, puesto que se trata de un shortstop reconvertido, pero todo lo anterior más su paciencia en el plate, le convierte en alguien muy valioso. Saunders llega desde Toronto con ganas de demostrar que no es jugador de primeras mitades, sino que su rendimiento puede ser más regular.

Banquillo **

El banquillo de los Phillies cuenta con no pocos jugadores que pueden ocupar distintas demarcaciones, lo cual siempre viene bien cuando se habla de una campaña regular larga y que conlleva un desgaste notable. Coghlan puede actuar en el diamante y en el exterior, aportando una buena veteranía y un bate destacable, con una campaña extraña por su diferente rendimiento con A´s y Cubs. Se postula perfectamente como la clase de refuerzo que se suele buscar cuando llega el mercado veraniego. Blanco sigue en el equipo y es el verdadero comodín del club, circunstancia que le une a Coghlan. Altherr puede pensar que 2016 fue un año perdido y esa es la sensación. De hecho, ha perdido las opciones de hacerse con la titularidad y se encuentra en una verdadera encrucijada, aunque todavía es joven. Goeddel es otro de los talentos pujantes del club e intervinó el año pasado. No obstante, no debe descuidarse por el ascenso de Nick Williams.

Rotación ***

Si alguien pensara que Hellickson sería el número uno de cualquier rotación antes de 2016, tendría un serio problema de valoración. Sin embargo y es lo más curioso del tema, el diestro tuvo su mejor año desde que fue nombrado mejor novato con los Rays allá por 2011. Eso le hizo ser merecedor de la oferta calificada y tras aceptarla, ganará 17.2 millones, que no está nada mal. Si tiene un año tan destacable como el anterior, los Phillies no volverán a cometer el mismo error y le traspasarán en verano. Eickhoff se confirmó como un sólido número dos y se aproximó a las 200 entradas, sinónimo de pitcher destacable. Si lo logra en 2017, los Phillies estarán entusiasmados. Nola no tuvo su mejor campaña, pero hay muchas luces a su favor y es muy joven todavía. Buchholz viene con interrogantes y también con mucho por ganar. Su rendimiento es una quimera. Velasquez brilló con intensidad y tiene condiciones para destacar. Pieza de futuro.

Bullpen **

Si los clubes no estuviesen tan concienciados en el proceso del arbitraje salarial y que el número de saves incrementan las cifras que perciben los jugadores (veáse Betances y los Yankees), Gómez no sería el closer de Philly porque no es el mejor relevista ni tampoco el segundo o el tercero. Sin embargo, así es la vida en la Ciudad del Amor Fraternal, con un cerrador que no abruma a los rivales y que tampoco acaba con los partidos con seguridad. Benoit llega para reforzar el grupo a través de la agencia libre y al igual que todos esos fichajes de corta duración, en candidato ideal a ser cambiado en verano. Neris es una máquina a la hora de conseguir strikeouts y sería el candidato ideal a salir en la última entrada, pero tiene que conformarse con un rol menor... por ahora.

Altas y bajas **

Buscando la competitividad

Después de empezar el año de forma fulgurante, sorprendiendo a propios y extraños, los Phillies quieren continuar con el proceso de reconstrucción de cara a volver a la competitividad en la NL Este. Con el fin de la era Ryan Howard, el club no se ha vuelto loco a la hora de buscar refuerzos en el mercado o en la agencia libre. Sólidas adquisiciones en Michael Saunders y Howie Kendrick más refuerzos para la rotación en el enigmático Clay Buchholz y el veterano Joaquín Benoit, que serán jugadores de paso hasta conseguir el equilibrio. Además, si logran tener un rendimiento destacable, serán moneda de cambio con algún aspirante.

 

DESCARGA EL PDF DE LA PREVIA DE LOS PHILADELPHIA PHILLIES.

0 Comentarios

Mostrar

Te puede interesar