Estás leyendo

Buffalo Bills: McDermott rompe la baraja… y el billar

Offseason NFL 2017

Buffalo Bills: McDermott rompe la baraja… y el billar

Sean McDermott, nuevo head coach de los Buffalo Bills.

Sean McDermott, el nuevo Head Coach de los Bills, tira a la basura la mesa de billar y los videojuegos que había en el vestuario de Buffalo.

Con tanta ida y venida de jugadores por la agencia libre siempre hay movimientos curiosos que pasan desapercibidos. Y especialmente en lo que se trata de nuevas políticas aplicadas a viejos vicios dentro de los vestuarios.

“This is a business”

La llegada de nuevos jefes siempre supone nuevas normas, nuevos hábitos y nuevas disciplinas. McDermott no ha cambiado la máquina de café ni ha colgado cortinas nuevas. Más bien ha comenzado por transformar el vestuario de los Bills que, a juzgar por lo que se cuenta, más parecía un club social que otra cosa: mesa de billar, confortables sillones de cuero y, por qué no, unas partiditas a la play para los chicos.

Pues se acabó lo que se daba: “Esto es un negocio, señores”, soltó McDermott. “Hemos hablado de ganarse el derecho a vencer. Tenemos que estar centrados en ello, y yo me voy a ocupar de generar la química necesaria para eso en este vestuario”.

El nuevo Head Coach de Buffalo entra con el bastón de mando y marcando las líneas disciplinarias. “Ese derecho a vencer se gana cada día. No creo que los videojuegos aporten mucho a eso. Aquí vamos a ser un equipo de football centrado, disciplinado y responsable”.

Precedentes

No es la primera vez que un nuevo entrenador envía mensajes claros a su plantilla. Cuando Bill Parcels se convirtió en entrenador jefe de los Cowboys ordenó subir la temperatura de los aparatos de aire acondicionado de la sala de jugadores. La clientela no tardó demasiado en abandonar el sitio y con él sus holgazaneos y derrumbes por los sofás.

Lo que es evidente es que, sea por el billar o los mandos de las videoconsolas, lo que hayan hecho los jugadores de los Bills en los últimos años no les ha ayudado demasiado. Para alcanzar los playoffs necesitan virar su rumbo y sus costumbres. Claramente mucho más allá de todo este equipamiento, pero McDermott ya se ocupa de anunciar símbolos: al cambio se llega por el cambio.

Se salva el ping-pong

Eso sí, de todas las diversiones hay una que se ha salvado: la mesa de ping-pong. Preguntado por qué, McDermott no dudó en responder: “Favorece las habilidades de pelota”.

De momento respiran aliviados el Defensive Tackle Kyle Williams, el Guard Richie Incognito y el Center Eric Wood, verdaderos maníacos del ping-pong.

Por cierto, la mesa de billar no ha ido muy lejos: está ya disponible para subasta.

0 Comentarios

Mostrar

Te puede interesar