Estás leyendo

Histórico Lucas Eguibar: plata mundial en snowboardcross

MUNDIALES SIERRA NEVADA 2017

Histórico Lucas Eguibar: plata mundial en snowboardcross

El rider donostiarra se convirtió en el segundo español de la historia en subir al podio en esta cita tras Queralt Castellet en Kreischberg 2015 en halfpipe.

Sierra Nevada

Ya hay un superhéroe español en los Mundiales de snowboard y freestyle de Sierra Nevada. Se llama Lucas Eguibar, donostiarra de 23 años, y es capaz de hacer magia para mantener el equilibrio sobre su tabla en snowboardcross. Con esos superpoderes, Luki luchó en la Loma del Dílar contra enemigos procedentes de todos los rincones del globo y llegó a la plata mundial. Se convirtió en el segundo español de la historia en subir al podio en esta cita planetaria tras Queralt Castellet en Kreischberg 2015 en halfpipe. Eguibar es el primer chico que lo hace.

Lo de Eguibar, campeón de la Copa del Mundo en 2015, fue un espectáculo de velocidad e intriga en esta disciplina, en la que compiten seis riders a la vez (pasan tres) y donde el instinto de supervivencia se hace esencial para no quedar fuera de combate. Se corrieron cuatro carreras, desde octavos. Todas frenéticas. Luki dio un susto en la primera manga y sufrió para colarse entre los tres primeros. Un roce le dejó último y tuvo que remontar. Pero como cada carrera es una película y él es un superhéroe, se repuso. En cuartos se paseó y quedó primero. En semifinales luchó para entrar en la gran final... y lo consiguió. De nuevo tercero. Surfeaba el peralte del snowpark de Sierra Nevada como si fueran olas de Zarautz, donde se divierte en verano y de vez en cuando visita a su amigo Karlos Arguiñano.

El francés Pierre Vaultier, oro, precede a Lucas Eguibar, plata, durante la final de snowboardcross de los Mundiales de Sierra Nevada 2017.

Con el rey FelipeVI en la grada disfrutando del espectáculo a Eguibar le quedaba la final. Allí estaban los veteranos Vaultier y Pullin, siete años mayores que Luki, que se fotografiaba con ellos de chaval. En Sierra Nevada ya se miraban de igual a igual… Y el donostiarra saltó del portillón lanzado a por el oro. Con suavidad sobre la tabla, pero con decisión. Se escapó Vaultier, el amo de esto, y el exceso de ímpetu por llegar a él pudo costarle a Lucas un disgusto. Pero era su día. “Se desató el animal”, como dice su técnico Israel Planas. Y cabalgó hasta la plata, entrando cayéndose a meta. Más épica y encima junto a sus ídolos: “Aprendí mucho de Pullin y Vaultier y ahora estoy en el podio entre ellos”.

Su hermano Nico, que sufrió en 2014 un fuerte accidente, se lanzó inmediatamente a por Luki. “Él me ha ayudado a ser como soy”, confesaba el nuevo superhéroe, que lloraba de emoción junto a su club de fans guipuzcoano, que no paraba de tocar el bombo. “Bultza Lukitas”, rezaba la pancarta de ánimos en euskera (algo así como "empuje Lukitas") al nuevo genio de San Sebastián, fan de la Real Sociedad.

Este lunes, Eguibar intentará ganar otra medalla en snowboard cross por equipos junto a su amigo Regino Hernández, que este domingo se cayó en octavos (el otro español, Laro Herrero, también cayó en esa manga. “Nos hemos entrenado para conseguir esa medalla y subir al podio con Regino será muy especial”. Palabra del superhéroe de Sierra Nevada: Lucas Eguibar.

0 Comentarios

Mostrar