Estás leyendo

Los Seattle Seahawks se hacen con los servicios de Eddie Lacy

Agencia libre 2017

Los Seattle Seahawks se hacen con los servicios de Eddie Lacy

Eddie Lacy será el nuevo corredor de los Seattle Seahawks.

Los Seahawks han decidido volver a postar por un corredor de poder. Lacy lleva dos años con problemas de lesiones y con sobrepeso.

Los Seattle Seahawks se han decidido. Después de muchos rumores y especulaciones sobre que jugador ocuparía el puesto de corredor titular que dejó huérfano Marshawn Lynch, el elegido ha sido Eddie Lacy. El poderoso runing back llega procedente de los Green Bay Packers, firma por un año y 5,5 millones. Sin embargo, el equipo no cierra la puerta a nuevas incorporaciones en el backfield ya que tienen una visita cerrada con Jamaal Charles en las próximas fechas

Un corredor de 1000 yardas, pero de cristal

Lacy es un RB muy fuerte físicamente. Sus dos primeras temporadas en los Packers demostró ser un auténtico toro, capaz de romper placajes, superar las 1000 yardas y anotar 10 TDs de media. Lo malo ha sido que en las últimas dos campañas ha tenido serios problemas físicos con lesiones en la rodilla y en el tobillo. Mucha gente indica que la causa de las lesiones viene por su excesivo peso. De hecho ha llegado pesando más de 120 kilos a las visitas que ha tenido con los diferentes equipos.

La trayectoria de Lacy en los Packers debe ser catalogada como fracaso. Un power RB como él, detrás de una línea ofensiva poderosa, como ha sido las de los Packers en estas últimas temporadas, y con un quarterback que infunde pavor en las defensas como Aaron Rodgers debió hacer más. Una lástima para los de Green Bay que creyeron haber encontrado la solución a su problema y para Eddie Lacy que no ha sabido mantenerse en forma para afrontar el reto de guiar a los Packers desde el backfield. 

Los Seahawks quieren volver a los tiempos del “Beast Mode”

Efectivamente, el peso parece ser el gran problema de Eddie Lacy. Los Seahawks saben que su equipo ha rendido a un gran nivel cuando han tenido un running back potente fijando a las defensas y liberando a Russell Wilson. En Seattle vivieron muy felices cuando el “Beast Mode”, Marshawn Lynch, destrozaba defensas y quieren volver a aquellos tiempos. Por ahí es entendible el intento por sacar de Lacy su mejor versión. A su favor tienen que el jugador sólo tiene 26 años y no ha firmado ningún contrato importante, por lo que podría estar ante su última gran oportunidad de lograrlo.

El jugador estuvo durante la última offseason realizando una dieta con la que se le vio más delgado, aunque siempre bastante grande, y parecía que su carrera volvía a despegar.

La temporada pasada únicamente disputó cinco partidos, antes de lesionarse de gravedad, pero en ellos logró una nada desdeñable cifra de 5.1 yardas por intento. Si los Seahawks son capaces de ponerle en forma, y de que la mantenga, podrían tener un backfield poderosísimo, aunque de cristal, formado por Eddie Lacy y Thomas Rawls, otro sospechoso habitual de lesiones.

La realidad es que el riesgo merece la pena. Pagar 5.5 millones por un corredor que estando sano te asegura, o al menos tiene potencial para ello, las 800 – 1000 yardas es más que asumible. Los Seahawks saben que su ventana de oportunidad empieza, poco a poco, a cerrarse. La “Legión of Boom” empieza a tener una edad y la última lesión de Earl Thomas destapo las carencias del equipo. Necesitan ganar, y hacerlo pronto. Si Lacy les funciona, los Seahawks podrán centrarse en reconstruir la línea ofensiva, gran talón de Aquiles en las últimas campañas, que proteja a Russell Wilson y abra espacios a Lacy y Rawls.

 

0 Comentarios

Mostrar

Te puede interesar