Estás leyendo

Casado: "El reto '42 contra 1' da otra dimensión a la maratón"

EDP ROCK'N'ROLL MADRID MARATÓN

Casado: "El reto '42 contra 1' da otra dimensión a la maratón"

Casado: "El reto '42 contra 1' da otra dimensión a la maratón"

JESUS ALVAREZ ORIHUELA

DIARIO AS

El madrileño, que fue campeón de Europa de 1.500, hará el 23 de abril la primera posta de la iniciativa de AS con motivo de su 50 aniversario.

-¿Cuándo oyó hablar del reto 42 contra 1 de AS?

-Escuché que Chema Martínez estaba haciendo unas pruebas de un kilómetro en El Retiro y que los asistentes rondaban los tres minutos. Y vi que era para competir contra el mejor maratoniano de la EDP Rock’n’Roll Madrid Maratón. Me pareció una idea muy buena, que hubiera gente que tuviera la oportunidad de verse con la cabeza de la prueba. Es un proyecto muy ambicioso a nivel organizativo.

-Y es que correr en 3:00 los 1.000 no es tan fácil...

-Esto hace reflexionar sobre el nivel al que está la maratón mundial. Si cuesta un kilómetro, imagínese lo que es hacer 42. El récord de Kimetto es a 2:54 cada 1.000. ¡Una locura!

-¿Y qué le ha impulsado a meterse en este reto?

-Soy embajador de Adidas, que patrocina esta carrera, y madrileño. He disputado varias veces los 10k de la Rock’n’Roll Madrid Maratón (ganó en 2013 y 2014). Tener las calles de tu propia ciudad para ti es una maravilla. Y, por supuesto, el hecho de hacer el primer relevo de un proyecto tan novedoso como el 42 contra 1 es un orgullo.

-Usted, oro europeo de 1.500 en 2010, ha sido elegido para hacer la primera posta.

-Sí, tengo ese honor y me siento muy afortunado de poder estar ahí y liderar de este modo el equipo. Me siento encantado de poner mi granito de arena. Es bastante responsabilidad y espero que no pase nada raro. Hay que hacerlo bien porque cada miembro del grupo es responsable de lo que suceda al resto de compañeros.

-No será problema el 3:00.

-Es asequible para mí y espero disfrutarlo. Ojalá no haya ningún loco que salga a tope y me lo haga pasar mal (se ríe).

-¿Ve complicado que el reto se pueda cumplir?

-No. Mientras no salgan de fiesta la noche anterior, ni hagan nada raro. Pero está claro que un 1.000 en un terreno llano no es lo mismo que subir la cuesta de Atocha. A muchos les tocará sufrir un pelín más. Porque el que vaya cuesta abajo genial, pero el que ascienda sufrirá. De todas formas, me consta que todos han pasado las pruebas con creces.

-¿Qué consejos daría a sus compañeros?

-Lo más importante es que disfruten de esta experiencia, que es única. Que vamos a ser los primeros de la historia en realizarla. Que cumplan con su cometido, como mejor saben, y que tengan en cuenta que dependemos todos de todos en este equipo. Esto da una nueva dimensión a nuestro deporte. Al final el deportista individual se llena demasiado de sí mismo, y aquí la perspectiva es diferente. Es algo más solidario, un asunto de compañeros.

-Es clave no entorpecer...

-Hay que ser conscientes de que la carrera está continuamente a tu lado y que lo más importante es no entorpecer para que los competidores puedan hacer su labor.

-¿Qué cree que aportará 42 contra 1 a la competición?

-Es un aliciente para el espectador. Hará la maratón más vistosa que otras veces, porque, más allá de la cabeza, la gente tendrá algo más que ver. El aficionado medio disfrutará comprobando cómo nos desenvolvemos los 42 relevistas. Y hay incertidumbre. ¿Llegaremos o no? Eso dará emoción.

-Y cuando se plante en el día 23 de abril en la línea de salida, ¿qué pensará?

-Será diferente a otras veces.Tendré una ilusión especial, porque estaré participando en un equipo que puede añadir un puntito más al atletismo.

0 Comentarios

Mostrar