Estás leyendo

Los Cleveland Browns crean el mercado para vender el #1

Cleveland Browns

Los Cleveland Browns crean el mercado para vender el #1

Los Cleveland Browns crean el mercado para vender el #1

La elección de Myles Garrett como primer jugador del próximo Draft de la NFL, que parecía segura, se tambalea según los últimos rumores.

Lo que empezó siendo el aleteo de una mariposa se está convirtiendo en un huracán: los Cleveland Browns están considerando la opción de no escoger a Myles Garrett con el número uno del próximo Draft de la NFL.

Cuando todos dábamos por hecho que el espectacular pass rusher de la universidad de Texas A&M acabaría jugando para la franquicia de Cleveland, ésta, siempre tan dada a las (desagradables) sorpresas ha decidido emprender una campaña de publicidad con el objetivo de generar todo tipo de dudas al respecto.

Por supuesto, esta campaña no puede ser pública por lo que se fundamenta en filtraciones y rumores. Todos ellos saliendo de las propias oficinas de los Browns, no os quepa duda, y con una intención muy clara: que alguien llame para preguntar cuánto costaría hacerse con ese goloso #1 del Draft.

Lo primero que filtraron a la prensa de Ohio es que estaban considerando a Leonard Fournette, el running back de la universidad de LSU, para ser el primer escogido la noche del 27 de abril. Fue algo tosco este intento porque nadie en su sano juicio haría algo así ya que Fournette, por mucho que les guste, ni es el jugador ni es el puesto que va a merecer el #1 global.

Incrementaron la ofensiva mediática cuando nombraron a Mitch Trubisky, quarterback de la universidad de North Carolina, entre sus objetivos. Siempre a través de filtraciones, claro. Esto ya es otra cosa. Esto cambia el juego. Trubisky está verde, pero tiene potencial para ser un buen QB en la NFL y los Browns necesitan un QB para ser la cara de la franquicia. Y si algo sabemos seguro es que una franquicia enamorada de un QB no encuentra quien la pare en la noche del Draft.

Ahora es Adam Schefter, muy renombrado periodista de la ESPN y con una pléyade de contactos en la liga, quien asegura que el equipo no lo tiene claro, y se le suma el también muy bien informado Tony Pauline a precisar que Hue Jackson quiere a Garrett y los general managers a Trubisky.

Esto ya es una riada.

Lo cierto es que en el consenso general no hay ningún jugador del nivel de Garrett en este draft, y mucho menos los quarterbacks, por lo que la lógica indica que los Browns lo que quieren es mover el avispero lo suficiente como para que alguien cometa alguna locura y les llena de primeras y segundas rondas, algo que encaja con lo que han estado haciendo en los dos últimos años y que les ha llevado a tener nada menos que ocho elecciones en esas dos primeras rondas entre este Draft y el del año que viene.

No sabremos la verdad hasta la noche del 27 de abril, pero empiezan a verse las primeras grietas en algo que dábamos por hecho, y a saber hasta donde nos puede llevar la caída de fichas de dominó que supondría que Myles Garrett no acabase en los Cleveland Browns.

0 Comentarios

Mostrar

Te puede interesar