Estás leyendo

St. Louis demandará a la NFL por llevarse a los Rams a Los Ángeles

NFL

St. Louis demandará a la NFL por llevarse a los Rams a Los Ángeles

Los aficionados de St. Louis mostrando su frustración por la marcha del equipo a Los Ángeles.

Los políticos locales creen que, durante los años previos a la mudanza, los propietarios de la liga les mintieron con mensajes de que se iban a quedar.

La Ciudad de St. Louis, el Condado de St.Louis , la Convención Regional de St. Louis y la Autoridad del Complejo Deportivo han demandado a la NFL y a todos sus propietarios, por daños derivados de la reubicación de los Rams.

La demanda generalmente alega que los Rams decidieron secretamente trasladarse de St. Louis , que los Rams mintieron a los políticos y funcionarios de la ciudad con respecto a la intención del equipo de permanecer en St.Louis, y que la liga no cumplió con los términos de su Política de Reubicación al permitir que los Rams se fuesen.

Declaraciones usadas como pruebas

El texto enumera varias declaraciones falsas del propietario de los Rams, Stan Kroenke, y el ejecutivo Kevin Demoff. Por ejemplo en el año 2010, supuestamente, Kroenke dijo: “Voy a intentar hacer todo lo que pueda para mantener a los Rams en St. Louis… siempre he luchado por que haya football profesional en St.Louis. Y sigo haciéndolo. Nací y crecí en Missouri… La gente de nuestro estado me conoce y sabe que puede confiar en mí”.

Además, después de que Kroenke comprara los terrenos donde se edificaría el nuevo estadio en Inglewood, California, Demoff dijo: “No es un buen terreno para un estadio de football”, y “el tamaño y la forma no es buena para un estadio. Demoff también habría dicho en un foro de aficionados de los Rams en 2014 que había una oportunidad entre un millón de que los Rams se fuesen de St. Louis.

Los múltiples demandantes alegan que la ciudad, el condado y otras entidades pusieron en marcha diversos proyectos y gastos significativos en base a estas declaraciones realizadas por los propietarios de los Rams y las disposiciones de la Política de Reubicación en un esfuerzo por construir un nuevo estadio para los Rams en St.Louis.

“Los Rams nunca intentaron entablar negociaciones de buena fe con nuestra ciudad”

Eso dice la demanda en una de sus páginas. En contraste con todo lo anterior existen declaraciones del señor Demoff en los que admite en una entrevista en enero de 2016 en Los Ángeles que siempre había soñado que él sería parte del regreso de la NFL a L.A. También admitió que Kroenke, quién había inspeccionado la propiedad de California en verano de 2013, lo llamó para decirle que la ubicación era un sitio increíble para un estadio.

La demanda incluye comentarios del ex entrenador de los Rams Jeff Fisher después de terminar la temporada 2016 en las que dijo que desde que le contrataron en 2012 sabía que se iba a producir un movimiento.

Además de centrarse en las supuestas mentiras y el engaño producido por los propios dirigentes de la franquicia, la demanda hace esta afirmación sobre las reglas de la liga con respecto a la reubicación de los equipos: “LA política de reubicación y el procedimiento son una farsa para disfrazar la avaricia y la naturaleza anticompetitiva de todo el proceso. La política de reubicación fue adoptada para evitar la responsabilidad antimonopolio circunscribiendo la toma de decisiones subjetivas de los miembros de la NFL, pero, en realidad, esta política es ignorada siempre que sea conveniente para obtener un mayor beneficio”.

Los demandantes indican que la mudanza a Los Ángeles ha enriquecido injustamente a los Rams y la NFL a costa de ellos, con más de 15 millones de ingresos anuales perdidos para Saints Louis. Los cargos que se incluyen en el texto legal son: Incumplimiento de contrato, enriquecimiento injusto, falsa representación fraudulenta por parte de los Rams y Kroenke, falsas declaraciones por parte de la liga e interferencias ilícitas con las expectativas de la empresa.

Los Rams no han querido hacer ningún tipo de declaración a este respecto.

Por su parte la NFL ha comentado: “No hay base legítima para este litigio. Comprendemos la decepción de los fans de St.Louis y su comunidad, hemos trabajado diligentemente con funcionarios locales y estatales en un proceso que fue honesto y justo en todo momento.

La liga se prepara para defenderse contra la demanda, la cual se quedará en el sistema judicial de Missouri. Esto elimina la posibilidad de la NFL de llevar el caso a la corte federal, donde los acusados sin una conexión directa son más propensos a obtener una sentencia más justa.

0 Comentarios

Mostrar