Estás leyendo

Ganar una ciudad tras perder muchos partidos

Previas MLB 2017: Oakland Athletics

Ganar una ciudad tras perder muchos partidos

Una parte inmensa de las opciones de los Athletics pasan por la salud de Sonny Gray.

Hannah Foslien

AFP

Los Athletics comienzan esta temporada habiendo vencido en su batalla más importante, la de Oakland, pero con la seguridad de que en el campo les toca perder.

DESCARGA EL PDF DE LA PREVIA DE LOS OAKLAND ATHLETICS.


Es complicado tachar a los actuales Oakland Athletics como ganadores. La franquicia atraviesa un momento en el poco menos que se les asegura tener otra temporada, y sería la tercera consecutiva, en la que suman más de 90 derrotas. Que se dice pronto.

Y, sin embargo, los efectos colaterales de lo que ha sucedido en su ciudad hacen que se les pueda considerar como uno de los clubs más victoriosos del año en el deporte norteamericano.

Porque en Oakland ha habido una pelea, soterrada, en los últimos años por ver a quién querían más las autoridades y/o los aficionados: los Raiders o los Ahtletics.

Es bastante más complicado que eso pero, simplifcando la historia, el viejo estadio que acogía a ambas franquicias, la de la NFL y la de la MLB, se cae a pedazos y había que planear una solución a largo plazo. Mark Davis, el dueño de los Raiders, enseguida comenzó a buscar acuerdos fuera del área metropolitana de La Bahía porque vio que no había mucho que rascar en cuanto a dinero público. Y los Athletics, entonces, se hicieron fuertes en su posición de querer quedarse asumiendo los acuerdos que el Ayuntamiento proponiese.

Los poderes públicos echaron números y enseguida vieron que los 81 partidos que juegan en casa los Athletics son bastantes más que los 8 que juegan los Raiders y, por lo tanto, si hay que hacer concesiones en los alquileres, en los aparcamientos, en general en lo que tenga que ver con la gestión del espacio, se harían en favor de los Athletics.

Porque lo que ambas franquicias también tenían claro era que seguir compartiendo casa les perjudicaba a ambos.

Y, así, los Raiders han hecho las maletas camino de Las Vegas y los Athletics se han quedado como un seguro y un activo de la ciudad de Oakland.

La alegría, no obstante, no se va a trasladar al campo.

Porque los Athletics están en un periodo de reconstrucción profundo que les ha llevado a ser, claramente, el peor equipo de la AL Oeste. De hecho, sus cuatro rivales, que ya les superaban, dan la sensación de haber mejorado mientras que ellos, que es cierto que se han movido algo en la agencia libre, apenas si han modificado su estructura lo suficiente como para cambiar la dinámica.

Son un equipo joven, con muchos rookies y promesas que requieren tiempo y paciencia para ver si son jugadores dignos de Las Mayores. Lo comprobaremos en Oakland porque lo que parece seguro es que los Athletics van a seguir en su ciudad mucho tiempo.

El detalle histórico

Es posible que sólo los más viejos del lugar se acuerden de ello, pero los Athletics han sido una de las franquicias más exitosas a lo largo de la historia de las Grandes Ligas, con nueve triunfos logrados en las Series Mundiales entre sus distintas etapas en Philly, Kansas City y ahora Oakland. Sin embargo, ahora pasan por una época de vacas flacas y atravesando el enésimo proyecto de reconstrucción que dirige como mandamás el mítico Billy Beane, protagonista absoluto tanto del libro como de la película ‘Moneyball’.

Las tres claves del equipo

1. El estado de salud de Sonny Gray. Un inmenso porcentaje de posibilidades de ser un equipo decente pasa por un regreso a un nivel aceptable de uno de los mejores pitchers de la Americana. Además, si eso se produce, puede traer un vagón de promesas a cambio.

2. La pegada de Khris Davis. El outfielder demostró que tiene un swing que ni siquiera el Coliseum fue capaz de someter y eso dice mucho. Sin embargo, tendrá que demostrar que tiene visos de continuidad y convertirse así en una pieza incluso más atractiva en el mercado de traspasos.

3. La evolución de los jóvenes. El grupo actual que ya ha debutado con los A´s deben ser los abanderados del proyecto competitivo a no muchos años vista. Healy, Semien, Cotton o Manaea deben hacer los ajustes pertinentes para no sufrir en un nuevo año en las Mayores.

Lo mejor

1. La pegada de Khris Davis que le convierte en una pieza codiciada en el mercado.

2. El potencial de unos jóvenes que están entrando activamente en el presente del club.

3. Un Sonny Gray que recupere su antiguo nivel es élite dentro de las Grandes Ligas.

Lo peor

1. Los graves problemas en defensa, sin ningún defensor de élite en sus filas.

2. El desafío que supondrá para los nuevos valores en un entorno poco competitivo.

3. La incertidumbre que rodea su capacidad para mantenerse sano y alejadas las lesiones.

 

DESCARGA EL PDF DE LA PREVIA DE LOS OAKLAND ATHLETICS.

 

0 Comentarios

Mostrar