Estás leyendo

¿Qué fue de Valentí Massana, campeón mundial de marcha?

ATLETISMO | ¿QUÉ FUE DE...?

¿Qué fue de Valentí Massana, campeón mundial de marcha?

¿Qué fue de Valentí Massana, campeón mundial de marcha?

Rodolfo Molina

DIARIO AS

En AS repasamos la carrera del marchador, medallista mundial, olímpico y europeo, y te descubrimos a qué se dedica en la actualidad.

Valentí Massana (Viladecans, Barcelona, 1970) ha pasado de ser campeón mundial de marcha (Stuttgart 1993, “me eché a llorar”, dice), bronce olímpico (Atlanta 1996) y tercero en los Europeos (Helsinki 1994) a trabajar en el Instituto Sincroton, una fábrica de rayos X, “el más grande del sur de Europa, con la sede en un edificio con forma de caracola”.

Así describe su trabajo científico: “Trabajo en el Laboratorio de Medidas Magnéticas. Utilizamos láser para que interpreten algo que se pueda estudiar. Es un compuesto de imanes y electroimanes y tiene mucha aplicación para la sociedad. Mi trabajo es medir la fuerza de cada imán en cada punto del espacio, en tres dimensiones”. Además, trabaja en la Federación Catalana de Atletismo, como responsable del sector de marcha.

Massana, uno de los mejores atletas españoles de la historia, se retiró en 2002 y colaboró con Josep Marín en el Comité Técnico de la Federación Española, su entrenador de toda la vida y otro hombre grande en la historia del atletismo español.

Confiesa que no echa de menos la competición, a la que ha dedicado gran parte de su vida. “No la echo de menos, para nada”, afirma, contundente. Sale de su trabajo en Sincroton a las seis de la tarde y a las siete y media se va a las pistas y ejerce como entrenador del Montayet de Sant Cugat del Vallés, donde prepara a atletas como Marc Suárez y María García. Y se enorgullece: “Todos mis atletas estudian y algunos son ingenieros”. Y lo dice un hombre que está catalogado como uno de los “cerebritos” del atletismo español.

El club es el mismo que dirige Manel González, candidato a las últimas elecciones de la Federación Española de Atletismo, aunque acabó retirándose por falta de apoyos. Massana formaba parte de la frustrada candidatura, lo mismo que un amplio grupo de atletas olímpicos.

Valentí Massana tiene una hija que se llama Angels, “que disfruta con la marcha” y un hijo “que nació en India y que se llama Harsh, cuyo nombre significa ‘felicidad en tiempos de satisfacción”. Y lanza jabalina. “Él dice tirar el palo”, explica divertido.

0 Comentarios

Mostrar