Estás leyendo

Los Rockies quieren competir gracias a su cuerpo de pitchers

COLORADO ROCKIES

Los Rockies quieren competir gracias a su cuerpo de pitchers

Antonio Senzatela está siendo una de las sensaciones del inicio del año para los Colorado Rockies.

DENIS POROY

AFP

Colorado siempre ha tenido un gran ataque, pero son sus pitchers, con un papel especial de Antonio Senzatela y Germán Márquez, quienes brillan.

De cara al inicio de la temporada en las Mayores, siempre resultaba interesante hablar de aquellos equipos que podían sorprender y competir a un nivel más que apreciable en sus respectivas divisiones, ocurriendo esto porque parten de una situación como aquella, casi del sótano, o bien porque pueden dar ese salto cualitativo de cara a hacernos más divertida y llevadera la temporada, que luego llegar y jugar en octubre es otra cosa bien distinta.

Sinceramente, no sé en qué categoría van los Colorado Rockies.

La verdad es que la franquicia de las Rocosas no se han caracterizado en la historia más reciente por sus éxitos en playoffs, que casi se puede extender a toda su trayectoria en las Mayores, puesto que únicamente en cuatro ocasiones han sido protagonistas en la hora de la verdad y estamos hablando de un club que debutó allá por 1993.

En resumidas cuentas, cuatro participaciones en 23 años es… decepcionante.

Sin embargo, algo ha cambiado en el fuero interno de estos Rockies y es que creen, que por primera vez desde su presencia en las Series Mundiales cuentan con un grupo de pitchers que les permita competir (y soportar) la exigente temporada regular de 162 partidos.

Y razones no les faltan.

No, no es que Colorado haya sido capaz de sacar de su retiro a viejas leyendas como Maddux, Clemens, Randy Johnson o incluso el gran Pedro Martínez, sino que han sido capaces de formar (al fin) un grupo con talento de la casa y cuyo rendimiento en esta primera quinta parte de la campaña está siendo… esperanzador.

Su lugar en la historia

No, tampoco es que pensemos que los Rockies van a liderar las Mayores en la efectividad. De hecho, su 4.19 como marca les situaría en la mitad de la tabla, pero sí supondría la tercera más baja en su historia tras 2009 (4.41) y 2010 (4.43). El primero de esos equipos jugó en los playoffs y es la última vez que los de las Rocosas fueron un factor en octubre.

Además, hay que tener en cuenta la complicación inherente de lanzar en la altitud, que los 81 partidos en el Coors Field se disputan ni más ni menos a 1581 metros de altitud, donde los lanzamientos con efecto son realizados, pero con menos efecto que en cualquier otro estadio más ‘terrenal’.

Sin embargo, los Rockies no necesitan tener el cuerpo de lanzadores de los Dodgers (3.20), Astros (3.42) o White Sox (3.47), por mencionar a los tres mejores de las Mayores a día de hoy, sino que este grupo asuma que sus números no van a ser tan rotundos como en otras franquicias y tener la fortaleza mental para llevar el día a día.

El trabajo bien hecho

Quizás el mejor exponente sería el bullpen, el grupo de pitchers relevistas que ha sido remodelado de cara a 2017 y que está siendo fundamental en el fulgurante inicio de temporada con una marca de 22-13.

Con un Greg Holland decidido a recuperar el tiempo perdido y perfecto hasta la fecha en 14 oportunidades como closer, el bullpen ha sido capaz de acortar los partidos y lucir una efectividad que les ha llevado a conceder entre los brazos principales la friolera de dos home runs en 50 entradas, lo que es una barbaridad y más si contamos con el factor Coors Field.

Los nuevos llegados

Pero también es de justicia destacar el papel de dos jóvenes venezolanos. El primero es Antonio Senzatela, que se está perfilando como una de las sensaciones en el inicio del año y candidato serio a ser el rookie del año en la Nacional con un récord de 5-1 y una efectividad de 2.84. El segundo es Germán Márquez, que flirteó con un no-hitter en casa contra los campeones del mundo, unos Chicago Cubs, que se vieron sobrepasados por envíos de hasta 97 millas por hora.

Nadie puede negar que Colorado está jugando de maravilla y que resulta un equipo interesante, más si cabe los numerosos jugadores que en ataque, que es su seña de identidad y que no están a rindiendo a la altura como Trevor Story o Carlos González.

A día de hoy, queda claro que los Dodgers siguen siendo la referencia en la División Oeste, pero quizás el enemigo que tiene en casa no vaya a ser los Giants, sino unos Rockies y Diamondbacks con ganas de dar guerra.

0 Comentarios

Mostrar