Estás leyendo

Un año después, la 'historia' de Trevor es totalmente distinta

DIVISIÓN OESTE

Un año después, la 'historia' de Trevor es totalmente distinta

Un año después, la 'historia' de Trevor es totalmente distinta

MATTHEW STOCKMAN

AFP

El shortstop de los Rockies vive en una dimensión completamente opuesta a su campaña de 2016

Ciudad de México

Trevor Story acaparó todos los titulares de la temporada 2016 al tomar a Grandes Ligas por asalto y encumbrarse de inmediato como un nombre a seguir.

Tan solo tomó un año para que el cuento de hadas se convirtiera en una tragedia griega.

La tarde del jueves los Rockies colocaron a Story en la lista de incapacitados por 10 días debido a una molestia en el hombro izquierdo. Una lesión menor que no debe tardar mucho tiempo en sanar y que tal vez, en parte, pueda explicar el pobre comienzo del shortstop de Colorado.

Un inicio contrastante en todo sentido a lo que gozó en abril del año pasado, cuando se convirtió en la historia que todo el mundo quería escribir, el futuro de la franquicia y el nombre que sustentaba la salida de Troy Tulowkitzki de Denver.

Ahora es apenas una nota al pie de página.

A sus simpatizantes solo les queda albergar la esperanza de que su pesar esté relacionado directamente con sus dolencias físicas y no se convierta en golondrina de un solo verano.

Story se ganó protagonismo con un abril mágico, en el que disparó 10 cuadrangulares para empatar la marca de más home runs para un novato en el primer mes de la campaña. Pero como sucede a menudo a lo largo de una campaña de 162 juegos, la historia y Story perdieron fuerza con el paso de los días.

Ahora no tiene magia, sino un embrujo, y es que la chispa en su madero simplemente desapareció. En los primeros 33 juegos de 2017, Story acumula seis cuadrangulares. No es una cifra del todo mala, pero si equivale al total de sus primeros cuatro partidos de 2016.

Eso no es nada.

Si bien nunca se ha caracterizado por ser una máquina de contacto, lo de esta temporada raya en lo obsceno. Batea para tan solo .180 y encabeza la Liga Nacional con 48 ponches.

Sí, se trata del mismo jugador que hace un año, después de 33 juegos tenía 11 vuelacercas, 27 carreras producidas y bateaba para .266.

En tan solo una vuelta del calendario , Story se convirtió en una máquina de ponches con poder poco más de ocasional luego de quedar cuarto en las votaciones a Novato del Año y de robarle por momentos los reflectores a Corey Seager.

Si bien el descenso en números es preocupante, el hecho de que vaya por segunda ocasión a la lista de lesionados resulta alarmante en tan solo dos tempodadas.

En 2016, se vio limitado a tan solo 97 partidos debido a un desgarre en un ligamento del pulgar, lo que puso fin a una temporada soñada. Y ahora, una nueva visita a la lista de lesionados podría darle pronto la etiqueta de jugador frágil, misma de la que su predecesor, Tulowitkzi, no se ha podido desprender en toda su carrera.

Aunque también podría representar la oportunidad de empezar de nuevo. Y los comienzos se le dan muy bien.

0 Comentarios

Mostrar