Estás leyendo

Monocascos de 60 pies con ‘foils': el futuro ya es una realidad

VELA- VOLVO OCEAN RACE

Monocascos de 60 pies con ‘foils': el futuro ya es una realidad

Imagen de la Volvo Ocean Race.

Los nuevos monotipos, presentados hoy en Goteborg, representan por sus ‘foils’ (alerones) una revolución en la vuelta al mundo por equipos.

Suecia

Un lema: ‘The next Decade: the Futur’ (La próxima década: el futuro) ha presidido el acto. celebrado hoy en el Museo Volvo de Goteborg, la presentación mundial del secreto mejor guardado en los últimos meses de la Volvo Ocean Race –Vuelta al Mundo por Equipos- : su nuevo monotipo para un ciclo de seis años a partir de la edición 2020-2021 o 2019-2020 si se acepta un ciclo bianual en lugar del trianual actual.

Los monocascos V060 ( unidades de 60 pies o 18,29 metros de eslora), equipados con 'foils' (alerones laterales que le permiten elevarse sobre la superficie del agua) serán las nuevas embarcaciones de la Volvo Ocean Race (VOR).

Unidades de última generación, presentadas por el que ha sido su diseñador, el arquitecto naval francés Guillaume Verdier, que ha trabajado en los últimos meses y en el más riguroso secreto en la creación del nuevo monotipo, variación avanzada de los que diseño para la Vendée Globe 2016-2017.

Su eslora, ya referida es de 18,28 metros, su manga de 5.50 metros y su calado de 5 metros. Desplaza ocho toneladas y su quilla y el bulbo son de acero inoxidable reforzado (anticontaminante). Monta un mástil de 28 metros de alto y su superficie vélica en ceñida (contra el viento) es de 320 metros cuadrados con 400 metros en empopada (a favor del viento).

El número de tripulantes estará entre cinco y siete, manteniendo los incentivos para las tripulaciones mixtas de hombres y mujeres y los regatistas jóvenes. La organización construirá ocho nuevos barcos VO60 en los astilleros Pérsico de Bergamo (Italia) que los entregará a partir de enero de 2019. Estarán disponibles para ser alquilados por los equipos.
Con esto se reducirán los costes de puesta en marcha de la campaña, y los patrocinadores involucrados en la edición actual de 2017-18 tendrán prioridad para disponer de una de las embarcaciones.

Esta es una de las iniciativas con las que la organización de la VOR, con su director general Mark Turner al frente, pretende convertir la prueba en el desafío más avanzado tecnológicamente y duro deportivamente de la vela profesional de alta competición y que y reforzará aún más la presencia de regatistas profesionales, armadores, patrocinadores, socios, ciudades sede y aficionados.

A cinco meses de la salida de la edición 2007-2008, prevista en el puerto de Alicante el 22 de octubre próximo, con cinco equipos ya inscritos – entre ellos el Mapfre español- en la que se cumplirá el ciclo de dos ediciones de utilización de los monocascos VO65 (19,85 metros de eslora), que compiten tanto en las regatas In Port (costeras), previas a las salidas de cada etapa, como en todo el recorrido.

A partir de la edición 2020-2021, dichas regatas costeras se disputarán con los llamados catamaranes 'voladores', también equipados con 'foils' (en este caso, alerones en forma de L o V bajo cada casco del catamarán). Hoy mismo se ha abierto el proceso para que los diseñadores presenten sus proyectos. Su eslora estará entre los 30 y 50 pies (9,50-15 metros).

"Tuvimos mucho debate sobre monocasco frente a multicascos y, de hecho, la solución que hemos tomado al final es hacer ambos, con lo que en las próxima ediciones habrá un monocasco asistido por 'foils' y un catamarán volador", Ha señalado Mark Turner.

Ha añadido que: "La Volvo Ocean Race siempre ha sido el mayor reto para un equipo y con estos cambios, que en su conjunto son los más radicales desde que empezó la regata en 1973, estamos llevándola al siguiente nivel donde levantar el trofeo requerirá más habilidad, dedicación y sacrificio que nunca".

En este ambicioso proyecto de futuro entra también la reutilización de los siete monocascos VO65 que son propiedad de la organización de la VOR y que compitieron en la pasada edición y lo harán en la próxima. Otra novedad puede ser el cambio de ciclo actual de tres años en cada edición, pasando a dos años desde 2019; un tema que está en debate y que parece que será viable.

Será el gran avance de los monocascos de la Volvo Ocean Race para su equiparación con los monocascos de la clase IMOCA que compiten en la Barcelona World Race o en la mítica Vendée Globe: un reto asumido por Mark Turner y Guillaume Verdier, diseñador de los dos IMOCA Open 60 con foils Banque Populaire VIII y Hugo Boss vencedor y segundo clasificado de la pasada edición de a Vendée Globe – Vuelta al Mundo en Solitario-.

0 Comentarios

Mostrar