Estás leyendo

Ingebrigtsen, de 16 años, sigue fascinando: otro sub-4 en milla

DIAMOND LEAGUE | OSLO

Ingebrigtsen, de 16 años, sigue fascinando: otro sub-4 en milla

Ingebrigtsen, de 16 años, sigue fascinando: otro sub-4 en milla

El noruego Jakob Ingebrigtsen tuvo una milla a su medida en Oslo e hizo 3:56.29, mejorando su marca personal y sigue siendo el único que baja de 4 a su edad.

Los hermanos noruegos Henrik y Filip Ingebrigtsen estaban ayer igual de satisfechos que cuando fueron campeones de Europa de 1.500. El tercero de la saga, Jakob, de 16 años, fue la estrella de la Diamond League de Oslo. El Ingebrigtsen más millenial levantó al Bislett Stadium en la Milla Sub-20, donde ratificó que es el mejor millero de la historia con su edad y el único capaz de bajar de la barrera de 4:00. Si en Eugene había parado el reloj en 3:58.07, ante su entregadísimo público hizo 3:56.29.

“Ha sido una locura e increíble correr ante este público. Me sentí muy fuerte y creo que podré correr mucho más rápido, pero eso no importa. Lo bueno es lo bonito que ha sido esto”, decía Jakob, que se permitió el lujo de pedir a la liebre que se apartara cuando faltaban 300 metros, porque consideraba que le frenaba. Su hermano Filip, actual campeón europeo de 1.500 y de 24 años, fue cuarto (3:36.74) en los 1.500 absolutos, que ganó sorprendentemente el británico Jake Wightman (3:34.17). Henrik, el mayor y lesionado, también sonreía. Y más todavía Gjert, padre y entrenador, orgullosísimo

En velocidad, el canadiense André de Grasse ganó los 100 metros con 10.01, su mejor marca del año. El doble medallista olímpico sigue sin estar super, pero ya da muestras de su capacidad competitiva. “En Estocolmo (el domingo) espero estar por debajo de los 10.00 antes de los Trials de Canadá. Necesito mejorar mi salida”, contaba una de las grandes amenazas de Bolt. En el doble hectómetro femenino, Schippers (22.31) dominó tras un amago de ser descalificada con una nula.

De Grasse ganó con 10.01

En esta Diamond de Oslo pasaron cosas extrañas. A Okagbare se le cayó la peluca cuando saltaba longitud, Niyonsaba se colocó el dorsal al revés (800), la liebre de 3.000 obstáculos se pasó de largo la ría… y también hubo buenos registros como el 2,38 de Barshim en altura, el 4,81 de Yarisley Silva en pértiga o los 48.26 de Warholm en 400 vallas, otro ídolo local noruego, que también puso pie al mítico estadio Bislett.

0 Comentarios

Mostrar