Estás leyendo

Operación Puerto: el juez frena la identificación de las bolsas

DOPAJE

Operación Puerto: el juez frena la identificación de las bolsas

Operación Puerto: el juez frena la identificación de las bolsas

La Audiencia Provincial de Madrid emitió un auto aclaratorio en el que señala que "la petición de las muestras no tenía por finalidad descubrir a posibles deportistas".

Las 211 bolsas de sangre requisadas en la Operación Puerto en mayo de 2006 quedarán sin ser identificadas. Así se desprende del auto aclaratorio de la Audiencia Provincial de Madrid. Esta resolución se emitió el miércoles, el mismo día en que se cumplió el primer aniversario de la sentencia definitiva, pero no se hizo pública hasta este viernes.

Aunque el auto rechaza devolver las bolsas a Eufemiano Fuentes, como exigía su defensa en el recurso al fallo de junio de 2016, frena la posibilidad de reconocer a sus propietarios: “La petición de las muestras no tenía como finalidad destapar a los deportistas en orden a la apertura de procedimientos disciplinarios contra ellos, sino tratar de descubrir si pertenecían a algunos a los que se les abrieron expedientes por supuesto dopaje relacionado con los hechos de esta causa penal y que fueron suspendidos por ella, lo cual es motivo de paralización de la prescripción en vía administrativa”.

Traducido: en la actualidad no existe ningún expediente abierto a deportista alguno, y los hechos prescribieron a los ocho años (incluso a los diez que aplicaría el nuevo Código de la Agencia Mundial Antidopaje). Así que no podrá producirse ninguna identificación, porque la Federación Española inició dosieres contra los ciclistas españoles a raíz del informe redactado por la Guardia Civil, pero se cerraron inmediatamente.

Este auto se contradice y reinterpreta lo que reflejaba la sentencia de 2016, que ordenaba que no se destruyeran las bolsas y que se entregaran a la AMA, al Comité Olímpico Italiano, a la Unión Ciclista Internacional y a la Federación para que investigaran a todos los clientes de la red de dopaje, no sólo de los expedientados. “Los cuatro organismos están legitimados para recabar las muestras e incoar procedimientos disciplinarios a los corredores profesionales que pudieren ser identificados como consecuencia de los análisis", se decía entonces. El escenario ha cambiado de nuevo.

Eufemiano, que fue absuelto de un delito contra la salud pública (como Yolanda Fuentes, Manolo Saiz, José Ignacio Labarta y Vicente Belda), solicitaba las bolsas de sangre para que no se lapidara “mediáticamente” a sus clientes. Aunque no las ha conseguido, sí ha frenado el cotejo de la sangre, que fue enviada a Lausana. La AMA coordinó el cruce del ADN de una lista de sospechosos, pero no sabía si publicar los nombres por temor a demandas, una vez que la vía administrativa para sancionar por dopaje había prescrito.

En principio, según fuentes jurídicas consultadas por AS, no cabe recurso contra esta decisión, ya que se trata de un auto aclaratorio sobre la resolución definitiva (e irrecurrible) de la Operación Puerto. Frente al nuevo revés de la justicia, todavía queda una solución: que se cree una comisión de investigación similar a las que destaparon el escándalo ruso o el caso de Armstrong. AMA y AEPSAD estarían en disposición. Sin embargo, la mancha parece imborrable para España.

Se insinúa la destrucción de las bolsas

Según los juristas consultados por AS, del auto se desprende también “un ánimo por destruir las bolsas”, lo que en primera instancia decretó Julia Patricia Santamaría Matesanz. Pese a que Alejandro María Benito López dictó la entrega de las muestras para “incoar expedientes”, ahora dice que “son de ilícito comercio y atentan contra la salud”.

0 Comentarios

Mostrar